Ventajas del Pensamiento Organizacional

pensamiento organizacional

El pensamiento organizacional permite alcanzar un desarrollo controlado de la empresa, además de ser una herramienta para alcanzar los objetivos deseados.

Parecería una obviedad. Pero lo que debería ser una primera acción al generar un nuevo puesto de trabajo en realidad no lo es tanto. Es muy común encontrar en las empresas puestos de trabajo de roles y objetivos pre-definidos. Si analizamos detenidamente el trabajo de un individuo, dentro de una organización empresarial constituida, llegaremos a descubrir una variedad de puntos oscuros o el menos grises que atentan contra la Gestión apropiada, la rentabilidad, y el bienestar del propio individuo y empresa.

¿Cómo se llega a una situación, dónde las personas no saben exactamente para que están dentro de la empresa y cuál es la definición de su rol?.

Inicialmente se debe a una mala estrategia organizativa a nivel gerencial. Al carecer de objetivos definidos en la organización se tiende a la improvisación. De la improvisación a la deformación del puesto solo es cuestión de tiempo. Irónicamente el tiempo que debería funcionar a favor de la propia organización, proveyendo de conocimientos y experiencia a sus miembros, trabaja en contra como una amalgama que todo lo distorsiona. Llegando incluso a facilitar el colapso y la destrucción de la empresa.

Hoy en día se cuenta con mucha experiencia en el campo de la formación empresarial. A diferencia de antaño, hoy se puede recurrir a consultores, formadores y capacitadores que permiten determinar los roles y funciones de los individuos dentro de la empresa.

“El liderazgo podemos definirlo también como una serie de disciplinas que un individuo determinado posee y que utiliza de forma eficiente para alcanzar metas organizacionales.”

También hoy en día la información sobre el tema es más que abundante y accesible. Por lo que es necesario preguntarse:

¿Qué pasa con el empresariado que no toma estos recursos y los aplica a fin de lograr sus metas?

. No existe una respuesta universal para esta pregunta, pero me atrevo a afirmar que en parte se debe a una visión distorsionada del propio liderazgo. Por alguna razón algo los llevó a creer que no es necesario trabajar con definición de roles, objetivos anticipados y metas medibles en el tiempo.

La figura del líder está distorsionada muchas veces por la cultura. Esta distorsión es la que fomenta el “super yo” ante toda situación. Eliminando de plano toda gestión que se oriente a la anticipación. La anticipación es la que nos permite transformar un “imprevisto”, en un “previsto” y así mejorar la calidad de la propia gestión.

Seguramente se escucharan excusas sobre que en nuestro país es imposible anticiparse. En lo relacionado a la gestión empresarial, nada mas lejos de la realidad. Ya que es un modelo probado que la anticipación permite generar valor sobre las metas empresariales que se tengan. Como líderes de nuestra gestión debemos trabajar en pos de esta premisa.

Por otra parte una gestión sin definición de roles y objetivos solo demuestra que el liderazgo es al menos pobre. Veámoslo de esta forma: Si no se determinan los distintos roles entre los miembros de una empresa.

¿Cómo funcionarán en pos de un objetivo determinado?

Encuentre una empresa exitosa y verá que fue cimentada en la organización clara de estas dos premisas: Roles y Metas. No se puede llegar muy lejos si no hay roles que alcancen los objetivos impuestos a nivel gerencial.

El gerenciamiento es la forma organizacional de definir al liderazgo. El liderazgo podemos definirlo también como una serie de disciplinas que un individuo determinado posee y que utiliza de forma eficiente para alcanzar metas organizacionales. Por ende estas disciplinas deben ser impartidas a otros individuos de forma eficiente. Ya que es imposible lograr objetivos de forma eficiente, si este mismo líder esta solo.

¿Cómo resuelve el líder esta situación?.

Eficientemente reúne individuos acorde a los roles y objetivos previstos por él. Si se encuentra en esta posición y no logra resolver la equitación: Liderazgo + Acompañamiento, se verá forzado a encontrar a las personas indicadas. Ya que si no es posible generar equipos eficientes de trabajo mucho menos podrá resolver las demás ecuaciones que tendrá por delante para alcanzar el éxito en la gestión.

Aun hoy debemos escuchar frases armadas que intentan justificar porque otra persona o empresa tienen éxito. No debemos engañarnos, siempre que hay éxito existió alguien que lideró y organizó los roles y objetivos a lograr.

¿Cómo se llega a tener estas capacidades trabajando a nuestro favor y para nuestra empresa?.

Pues la respuesta esta en la conformación de los recursos humanos que usted tiene en su empresa. Ya que las empresas se conforman generalmente de personas, es por medio de estas que se logra el éxito deseado.

Recuerde: No es posible encontrar una empresa exitosa sin la gente apropiada trabajando en ella. El éxito casual es efímero, no controlable y con el tiempo tiende a ser dañino para la empresa.